El perrito relleno de joyas

Fernando Dacosta tiene un nuevo problema (además de muchos otros). En esta ocasión, nuestro catalano-brasileño llama a una empresa de transportes para que le ayuden a hacer realidad la sorpresa que quiere darle a su madre: enviarle a su perrito moribundo.

Y eso no es todo, le gustaría que el perrito llevara algo dentro: las joyas de la familia. ¿Podrá el repartidos volvérselas a meter si las defeca?